Cómo restaurar la pintura del coche

Cómo restaurar la pintura del coche

Volver a tener un color vibrante y espectacular en nuestro viejo pero querido coche, no sólo es posible si no que además luce y destaca en gran medida por las calles. Ver circular por las calles a una vieja gloria, con un trabajo de chapa y pintura mejor que nuevo, es algo muy llamativo y satisfactorio.

Muchos de nosotros tenemos un viejo coche con un gran valor sentimental pero, normalmente su estado de conservación no es el que nos gustaría y también, erróneamente, creemos que no merece la pena gastar dinero para darle una nueva vida. En nuestro taller de chapa y pintura te ofrecemos siempre la mejor calidad y precio.

Restaurar la pintura del coche con calidad

La idea que subyace tras un proceso de pulido, encerado o pintado integral del coche, puede ser desde simplemente aumentar el aspecto, presencia y valor del coche en el mercado, pasando por una cuestión puramente personal y, por qué no, de darnos un pequeño capricho.

 

En el caso que, por el estado de nuestra pintura actual, sea posible recuperar un gran valor de la prestancia de nuestra pintura original, podemos optar por un proceso de tratamiento basado en pulido y encerado del coche, pues la tecnología de las pinturas de carrocerías ha sufrido una fuerte evolución en las últimas décadas y sería un error no estudiar esta clase de tratamientos menos agresivos.

 

Para un escenario con un deterioro importante de nuestra pintura, el repintado puede ser la única y efectiva alternativa. En este caso debemos optar siempre por los mejores profesionales y no únicamente teniendo el precio como único elemento a tener en cuenta. Como suele decirse, muchas veces lo barato sale caro y en chapa y pintura esto muy habitual.

 

En talleres Oruscar le ofreceremos siempre un excelente resultado en nuestros trabajos de chapa y pintura, pero con magníficos presupuestos que, sin duda se ajustarán a sus necesidades.

En ocasiones, con idea de abaratar al máximo los costes de pintar un coche y poder ofrecer un presupuesto increíblemente bajo, se opta por enmascarar o tapar muchas piezas que, sin duda deberían ser desmontadas. Otros elementos de la carrocería han de ser pintados individualmente, tras este desmontaje totalmente necesario. En caso de no realizarse de esta forma, sin duda tenemos todos los elementos para toparnos con uno de esos trabajos de chapa y pintura para olvidar.

 

En Oruscar somos fanáticos de la calidad y nuestra forma de trabajar jamás se verá comprometida por la idea de lograr presupuestos inalcanzablemente bajos. Sin embargo no debe preocuparse pues, tras muchos años de experiencia en el sector, sabemos perfectamente cómo optimizar los trabajos sin la menor merma en calidad de materiales, herramientas o factor humano.

Como mejorar la pintura del coche

Antes de llegar a un punto de repintado total del coche, podemos optar por escoger entre realizar un pulido integral o un simple encerado de nuestro vehículo. Precisamente, si el estado de nuestra pintura nos lo permite, podría ser una gran idea comprar en cualquier tienda o centro especializado de productos del automóvil una cera recuperadora del color de la mejor calidad.

 

Precisamente, en el mundo de las ceras para automóviles, podemos diferenciar entre las de origen natural y las sintéticas. Como podría esperarse, las primeras suelen ser más caras y entre ellas brilla y nunca mejor dicho, la cera de carnauba, la cual presenta un excelente equilibrio entre dureza y prestancia o brillo.

 

Las ceras de origen sintético, o cómo a veces suele referirse a ellas, selladores para coches, es una mezcla constituida por resinas acrílicas, polímeros y un sinfín de compuestos químicos que interactúan a nivel molecular con la pintura del vehículo en donde se aplican.

 

Sin embargo, ni las ceras como tampoco estos selladores sintéticos, puede decirse que sean de fácil aplicación, pues en caso de no disponer de las herramientas eléctricas y costosas necesarias, su aplicación manual puede ser una tarea titánica y de enorme desgaste físico.

 

Por otra parte, debemos extremar los cuidados si hacemos uso de herramientas no adecuadas, como pulidoras de oferta o bajo coste, pues por su simplicidad de movimientos (sólo circulares y no excéntricos), es fácil provocar quemaduras en la pintura y rayados circulares.

Por supuesto, tal y como cabría esperar, un encerado sólo nos servirá en estados iniciales de deterioro de nuestra pintura. Sin embargo, antes de llegar al punto de repintado integral del coche, podemos considerar ver si nuestro vehículo es candidato apropiado para un proceso de pulimento o pulido total.

 

Se trata de un proceso netamente más agresivo con la pintura que las ceras, pero varios pasos por debajo de lo que resultaría con este repintado final. A fin de cuentas, esta clase de cremas o productos de pulimento (también llamados polish) contienen micro abrasivos cuya misión es, precisamente, eliminar unas micras de laca superficial dañada de nuestra pintura.

 

Sin embargo y pese a esta micro abrasión de nuestra pintura, un buen pulido puede lograr recuperar el brillo perdido y eliminar micro arañazos superficiales, logrando una superficie de espejo, incluso mejor que de fábrica.

Reparar la pintura del coche dañada por el sol

En el caso de presentar zonas en nuestro vehículo especialmente atacadas o deterioradas por el sol, como el techo o el capó del motor, es posible en muchos casos evitar el repintado de la pieza.

 

Siempre y cuando los efectos del sol no hayan modificado el color o tono de nuestra pintura, ni atacado profundamente la pintura, podremos recuperar espectacularmente el aspecto de estas piezas con un pulido intenso.

 

Precisamente la necesidad de esta intensidad en el pulido hace altamente recomendable que sean profesionales los que se hagan cargo de esta tarea, que a modo resumen pasa por limpiar en profundidad el coche, pulir enérgicamente las zonas afectadas y aplicar una buena cera o sellador.

El proceso de limpieza o lavado del coche en profundidad es más importante de lo que podría esperarse, pues cualquier resto de suciedad o polvo podría ocasionar fallos o daños en etapas posteriores. Precisamente en este punto es importante hacer uso de jabones especiales para coches y nunca hacer uso de productos genéricos.

 

A nivel técnico, en la fase de pulido, haremos uso de lijas finas de entre 1500 y 1200 de grano, teniendo especial cuidado de no ejercer un exceso de presión o fuerza en los puntos de trabajo. En lugar de eso, realizaremos el trabajo moviendo en círculos y de manera lenta para evitar dejar marcas.