Consejos para pintar el coche con calidad

Consejos para pintar el coche con calidad

Elegir un buen taller de chapa y pintura de calidad no es una cuestión trivial. Se trata de una importante decisión en la que intervienen muchos más factores que, simplemente, un presupuesto bajo. En este caso y como se suele decir, lo barato siempre sale caro. Claro que tampoco debemos pensar que no es posible pintar nuestro coche a un buen precio.

En Oruscar creemos que un trabajo de calidad debe ser compatible con un presupuesto al alcance de nuestros clientes. Por ello, en nuestro taller de chapa y pintura le ofreceremos siempre la mejor calidad y siempre con precios muy competitivos. Oruscar, probablemente el mejor taller de chapa y pintura en Fuenlabrada por su imbatible relación calidad y precio.

El taller de chapa y pintura y su importancia

En muchas ocasiones nos encontramos con malos trabajos de chapa y pintura. Realmente pueden ser muchas las razones que expliquen la poca calidad o durabilidad de estos trabajos, pero también debemos ser conscientes de lo que podemos esperar según que presupuestos se nos ofrezcan.

 

Como clientes también tenemos la responsabilidad de saber que no es posible lograr unos presupuestos claramente más bajos que la media sin renunciar a muchas horas de trabajo por parte del taller. En el proceso de pintar un coche, gran parte del presupuesto es debido al enorme esfuerzo y numerosas horas de dedicación que se requiere.

 

Un presupuesto muy bajo implica que se reducen mucho las horas de trabajo dedicadas a nuestro vehículo. Y normalmente, en este caso, lo que se opta es por no eliminar la pintura previa y pintar encima directamente. En este caso la pintura acabará desprendiéndose a los pocos meses y es muy probable que tampoco se le dedicaran las muchas horas necesarias de pulido entre procesos.

Cómo elegir un buen taller de chapa y pintura

Lo primero que deberíamos hacer es asegurarnos que, para pintar el coche, lo primero que hagan sea retirar la pintura anterior. En caso de no hacerse de este modo, tenemos una garantía absoluta de poca calidad y durabilidad de nuestra pintura nueva. En este caso optaríamos sin dudarlo por otro taller.

 

Por supuesto se nos debe ofrecer un presupuesto cerrado y sin sorpresas. No es admisible que se nos pretenda cobrar por supuestos imprevistos o dificultades imprevistas, a no ser que, durante el proceso, como clientes pactemos trabajos adicionales.

 

Uno de los indicadores de calidad, no tanto sobre las capacidades del taller o sobre su buen hacer, sino más bien como factor de confianza, es el que se nos ofrezca un coche de sustitución. En caso de no ser así, es probable que como taller se sientan forzados a acelerar los trabajos con tal de hacer sitio a nuevos clientes. Y esto no es bueno desde el punto de vista del cliente. Lo ideal es que puedan trabajar al ritmo con el que se sientan cómodos y capaces de ofrecer su mejor calidad.

Una de las cosas en las que debemos fijarnos es si disponen del color exacto al deseado. Un buen taller de chapa y pintura dispondrá de herramientas tales como el espectrofotómetro, con el que serán capaces de lograr el color y tono exacto de nuestra pintura, incluso tras un degradado por exposición de los rayos UVA.

 

Otra de las cosas que debes conocer es si el taller candidato te ofrece garantía de pintado, pues de no hacerlo es un muy mal síntoma que no habla muy bien de su calidad.

 

Por supuesto en Oruscar le ofrecemos todo esto y mucho más, pero queremos que además se sienta libre de acercarse a conocernos, sin ningún compromiso por su parte. Estamos convencidos de ser capaces de hacerle ver la gran relación calidad y precio de la que hace gala nuestro taller.

Cómo mantener la pintura como el primer día

Uno de los factores que más atacan a nuestra pintura es la incidencia de un fuerte sol. Por ello, quizás el consejo más importante sería el de mantener nuestro coche en garaje, en la medida de lo posible.

 

Quizás este consejo le sorprenda, pero debe saber que lavar el coche con frecuencia, cada 4 ó 6 semanas, es garantía de durabilidad para nuestra pintura, pues lavar el coche, además de por cuestiones estéticas, elimina componentes de la superficie que agreden a nuestra pintura.

Piensa que no se trata únicamente de polvo, si no de elementos tales como gasolina, aceites, restos de alquitrán, excrementos de aves, etc. Pero por favor, nada de usar el túnel de lavado o viejas esponjas con restos de arena…

 

El secreto de un buen lavado es realizarlo a mano, con champús y productos adecuados, así como bayetas y toallas de microfibras que no dañen la pintura. Por supuesto olvídate de usar detergentes de cocina, pues como imaginarás no son los más adecuados.